Familia

ORTODOXIA Y ORTOPEDIA

2 ORTODOXIA Y ORTOPEDIA
@Maruca Serrano
A TODOS LOS TRABAJADORES
DE LA VERDAD.

Ortodoxia y ortopedia, son dos palabras que por sus primeras letras, las podemos encontrar generalmente en la misma página de los diccionarios.
Ortodoxia, viene a ser la rectitud dogmática, es decir, una conformidad en la doctrina fundamental.

La ortopedia es el arte de CORREGIR o EVITAR DEFORMACIONES del cuerpo humano, por medio de aparatos y ejercicios corporales.

Ahora bien, tal vez te preguntes… ¿Qué tiene ambas en común a no ser por sus cuatro primeras letras…?

Aquí lo tienes:

TODO aquel TRABAJADOR DE LA VERDAD, necesita forzosamente, a manera obligada y sin excusa alguna, un curso de ortopedia.

La ortodoxia no cambia, pasa el tiempo, transcurren los años, son otras las épocas, y la ortodoxia es la misma, pero, las costumbres cambian, las modas, como modas, se modifican, hay nuevos y grandes descubrimientos, las civilizaciones no son las mismas.

¡He aquí que el auxiliar sea la Ortopedia…!

Muchos dogmáticos y pocos profetas,
No es posible ahora,
Con tanto tecnócrata y pocos poetas,
Que a rajatabla la verad se oiga,
Hacen falta ahora, más que en otros tiempos,
Profetas te digo,
Hombres y mujeres que sepan un poco
Por lo menos algo de ciencias actuales
Y es con la Ortopedia
El mejor sistema,
Con sus aparatos que errores corrige,
CON MUCHO CUIDADO,
Uno por aquí, otro por allá,
A veces use uno, hoy póngase el otro,
PERO POR FAVOR:
Si lo cubres todo,
De aparatos llenas,
Aunque sean verdades,
¡Que es lo que aparece…!
Un hombre cargado de fiérros,
Cargado de alambres,
Que los desconoce,
NO HACE DE EL NINGUNO,
LE IMPUSISTE TODOS,
Y así no se puede, no los asimila,
Así no corriges,
Solo así lastimas.
Con solo una hora, de escuchar tú llanto,
Lleno de aparatos, cubiertos de alambres,
Aunque tú le llames con justa razón:
Solo es la verdad,
Ortodoxia pura,
La misma que hace más de 2000 años,
Se escuchaba plácida.
Es la que ahora, yo quiero imponer.

No se pude así,
Tú podrás ser sabio,
Tú podrás decirme:
¡TENGO LA VERDAD!
Y el que no la siga,
Y el que no la cumpla,
¡Sea Anatema!,
¡Sea Pecador!,

Pocos en tus filas,
Cierras muchas puertas,
Y ¡eso tu no quieres…!

ABRE UN POQUITO
NO A LA TRANSIGENCIA,
TAMPOCO AL ERROR.

Abre un poquito,
Al modo, al estilo,
Abre un poquito, algo de Ortopedia.
Hoy un aparato,
Ya que se acostumbre,
Ya que lo haga suyo
Podrás ponerle otro,
Con mucha paciencia y con más caridad.

La verdad a secas,
La pura verdad,
Casi siempre hiere,
Provoca discordia,
La ira despierta,
Y, tal vez te encuentres,
Lo que tú no quieres:
Unos enemigos,
De los que algún día,
Fueron tus amigos.

La verdad es buena,
La única valedera,
La Ortodoxia vive,
Aun esta era.
Pero para que reviva,
Y para que sirva,
DILA CON CARIÑO
Y DILA CON AMOR.

Que no se te vea,
Tan apasionado,
Que la gente sienta,
Que en vez de verdad,
Solo fanatismo reina en tu ser.
Dila positivo,
Que lo negativo,
Solito vendrá.

Cuando digas piensa,
Corrige amando,
Mide tus palabras,
Nunca una de más,
Pide a Dios ayuda,
Que en última instancia,
Solamente El pudo hacerlo a ultranza.

Eres el ejemplo de un hombre valiente,
Ya que solo el que habla, así se compromete,
Pero nunca olvides
Que con la Ortopedia,
Es mucho más fácil,
Que entre la Ortodoxia.

CON TODO CARIÑO PARA AQUELLOS
QUE SE COMPROMETEN.

Comparte: