Familia

¿A cual OSO perteneces?

oso

No, no oso de osado.
Oso es una de las primeras palabras con las que quizás aprendimos a escribir.
Oso es una palabra bisílaba, es decir que tiene 2 sílabas.
Osa es el femenino de Oso.
Oso es un animal mamífero, cuadrúpedo, vertebrado, de cabeza grande, ojos pequeños, extremidades fuertes y gruesas, de andar pesado y lento.
Oso, también es un animal que en peluche es uno de los preferidos para que los galanes les regalen a sus chavas.
Además, Oso, en lenguaje más usual viene a ser algo así:

  • No, ni creas, yo no pienso hacer el oso
  • -¡Híjole, pero que oso hice…!
  • ¡Pero qué oso… ni se mide!.

Bueno, creo que ahora sí nos vamos entendiendo.
Hasta después de pensar un rato viene a comprender por qué los jóvenes de hoy usan tanto la palabra oso.
Y es que decir joven es decir:

  • Estudioso.- porque sólo el que no es joven es flojonazo, y no termina en oso.
  • Generosos.- sí, sólo son los jóvenes los que tienen esa gran capacidad de dar, de darse, si no, diría tacaño o avaro y eso no termina en oso.
  • Grandioso.- con sus bromas, en su lenguaje, en sus actos, no se quedan pequeños ni son menos, ya que no terminan en oso.
  • Amoroso.- claro, para eso se pintan solos, no necesitan consejo, si no, serían desamorados, secos, aburridos y eso no es oso.

Por eso querido joven, qué bueno que existas, y que tengas tu propio lenguaje, y que seas un verdadero OSO, y no te dejes confundir cuando te digan:

  • Andrajoso.- es que tal vez estás exagerando un poquito el vestir, o:
  • Pulgoso.- se refieren a que tal vez no se te nota el baño.
  • Enredoso.- es decir que tu comportamiento no es propio del joven, algo así como derecho, sin revés, limpio.
  • Estrepitoso.- algo así como que bájale a tu radio.
  • Mimoso.- al que seguramente su mamá lo super consiente.
  • Mentiroso.- el que no tiene el valor de decir la verdad, el que no es capaz de dar la cara.

Por eso querido joven, hay de OSOS a OSOS, los dos son los grandes, o sea los GRANDIOSOS, y los dos acaban siendo los ANDRAJOSOS.

Y tú, ¿a cuál OSO perteneces? O acaso terminarás haciendo el OSO.

Fuente: Lic. Maruca Serrano

Comparte: