Salud

¡MÁXIMA VITALIDAD Y LONGEVIDAD!

enfermo

ENFERMEDAD → ¿FACTORES CAUSANTES? → CORRECCIÓN DE ESTOS FACTORES →DESPERTAR DEL PODER AUTOCURATIVO → RESTABLECIMIENTO AUTOMÁTICO Y PERMANENTE DE LA SALUD → ¡MÁXIMA VITALIDAD Y LONGEVIDAD!

Muchos solo se preocupan por su salud al enfermarse, hasta no verse afectadas por dolencias, pocos valoran el don de la salud que la Divina Providencia les ha regalado, para que sea por ellos cuidado y atesorado. Tan solo se dejan guiar por lo que les parece “rico” al comer y por el estilo de vida que juzgan el más placentero, socialmente conveniente o económicamente rentable.

Esta trágica realidad es la mayor desdicha en el campo de la salud. Porque si desde su niñez hubieran aprendido a preocuparse por lo que consumen y por el estilo de vida que llevan, ¡jamás hubieran padecido las enfermedades que les acosan ahora, ni tenido en su futuro una vejez achacosa! ¡Quien no está enfermo, no aprecia el don de la salud! Aún más deplorable que el hecho que casi nadie se preocupa de lo que favorece o daña su salud hasta que no le llegue la enfermedad. Como tampoco, cuando empiezan a enfermarse -algo siempre provocado por costumbres alimenticias y vivenciales desacertadas- tengan la suerte de toparse con quien disponga de la capacidad y tenga el afán de abrirles los ojos sobre sus desacertados hábitos.Mientras que ellos mismos no siempre son capaces de elaborar la suficiente dosis de voluntad que su sanación reclame.

Fuente: Los secretos de una magnífica salud

Comparte: