Familia

¿QUÉ LE PEDIRÍAS A DIOS PARA ESTE AÑO?

bokeh-791131_1920

La ilusión de iniciar, suele ser grande. Planes, programas, propósitos y demás pasaron por nuestra cabeza, ¿pero … cual es muchas veces la realidad?.

Tal vez no iniciamos el año como lo habíamos soñado, tal vez lo iniciaste a solas, no había manera de pasarlo acompañado, o tal vez lo inicias con tristeza, pues has perdido a alguien, o te han traicionado, o sientes que no “encajas”, o nadie te ha invitado, o nadie se acuerda de ti, o te sientes fracasado, o los cambios que has vivido no te son agradables, o tal vez…con preocupación lo inicias, no sabes qué sucederá con aquello, o con tu trabajo, o con tu salud, o la de tus seres queridos, o tu economía anda mal, o tal vez lo inicias desesperanzado, pensando que el problema no se arreglará, o quizás piensas que ya no podrás tener un hijo, o que todo el asunto está perdido, que ya no regresará aquel amor, o aquel gran trabajo, o aquella juventud, o lo difícil que sería tener varias tallas menos, y mucho más difícil, tantos años menos.

Es real, no todos iniciamos el año en plena dicha y felicidad, por lo menos como el mundo espera que lo pasemos, o como nosotros soñamos que así sería.

Nos han llegado correos llenos de ilusiones, de grandes deseos, de propósitos a veces inalcanzables, pero Y TU ….?

 ¿QUÉ LE PEDIRÍAS A DIOS PARA ESTE AÑO?

Cuenta la historia sagrada que un día Dios se le apareció a Salomón, ya había muerto su padre, el Rey David, y antes de morir le aconsejó

“ANDA EN LOS CAMINOS DEL SEÑOR PARA QUE PROSPERES EN TODO LO QUE HAGAS”.

Una noche Salomón tuvo un sueño, en el sueño apareció Dios a Salomón y le dijo Dios: “Pide lo que quieras y yo te lo daré”.

Salomón pidió SABIDURÍA para ser un rey bueno. El pedido del rey joven le  agradó  tanto a  Dios que le dijo: “No solo te daré sabiduría sino riquezas y gloria”. Salomón construyó un gran templo que le llevó 7 años hacerlo, y de nuevo se le apareció Dios a Salomón y le dio su bendición, pero de nuevo le recordó “se obediente”.

¿Y … TÚ?

Hoy iniciamos un nuevo año, y Dios te pregunta, ¿QUÉ QUIERES PARA ESTE 2008?

¿QUE LE PEDIRÁS?, ¿Tal vez que te solucione uno de tantos problemas?

¡PÍDELE SABIDURIA!

Que el Señor se pondrá tan alegre, que como suele suceder; “nadie gana a Dios en generosidad”.

Solamente quiero recordarte algo,: Dios le dio Sabiduría y mucho mas, pero sólo le recordó “te pido obediencia”, pero Salomón en medio de tanto poder y riqueza, se olvidó del Señor.

Hoy es tu turno, Él está ahí, esperando, deseando que tu hagas tu petición, pero espera que TE COMPROMETAS

Ser FELIZ, es mucho más fácil de lo que imaginamos.

Por ello, lo que necesitamos es saber donde buscar la felicidad y comprometernos.

Hasta en lo malo, podemos encontrar lo bueno …. SI SABEMOS

En la tristeza podemos encontrar alegría …. SI SABEMOS

En la soledad podemos encontrar compañía ….. SI SABEMOS

En la angustia podemos encontrar Paz …   SI  SABEMOS

En la amargura podemos encontrar olvido … SI SABEMOS

En la desesperación podemos encontrar esperanza …. SI SABEMOS

PUES PARA SABER PIDAMOS A DIOS SABIDURÍA, QUE ÉL NOS LA DARÁ CON AÑADIDURA. EL PACTO ES DE DOS, DIOS YA HA HECHO SU PARTE , ¿Y  TÚ …?

¡ SÉ QUE SER UN FELIZ AÑO ¡

Fuente: Lic. Maruca Serrano

Comparte: