Familia

EL AMOR NO SE DIVIDE

Depositphotos_4950946_original

Te has preguntado alguna vez ¿cuan grandes son los problemas del amor?, será posible que hoy: porque se ama se cela, porque se ama se posee, porque se ama se asfixia, porque se ama se mata.

Amar no es fácil, si lo fuera no entenderíamos porque hay tantos ancianos viviendo solos, tantos niños abandonados, tantos enfermos que padecen sin nadie a su lado.

O será a caso que a todo lo llamamos amor, y que no hemos comprendido lo que verdaderamente es amar.

Porque ¿sabes algo?, el amor no se divide, no es que cada uno de nosotros tenga una porción para amar, y Dios nos haya dicho: tú puedes amar hasta 40, y tú hasta 60, y tú hasta 90, no, Dios nos demostró que en el amor se sumaba, nunca se restaba o se dividía.

Cuando tienes un hijo, amas a plenitud, y cuando vas a tener otro te preguntas ¿A dónde cabrá tanto amor?, y lo tienes y lo amas infinitamente, y se suma, y tienes un amigo de hace años y cabe en tu corazón como cabe el nuevo amigo, como en tu corazón cabe los amores del pasado, del presente y del futuro, porque el amor no se acaba, no tienen límite, no hay barreras. Ahora te pregunto ¿serán buenos los celos?, sí en verdad se ama, ¿tendré derecho a exigirle ¡solo ámame a mí!?, acaso podremos pensar que los otros no tienen algo que pueda ser amado? Claro que hay amores distintos, pero, en total plenitud, sólo Dios colma, y aún así, amándole a El nos ha permitido amar a los demás. Tan en Él no caben los celos, que nos dice: ámame, ámate, ámalos. Por que sólo en Él podemos sumar, agregar, crecer, ser más.

¡Date cuenta!, ¿Cuántos crees que quepan en tu corazón?, ¿acaso llegará un momento en que digamos tengo que repartir mi cariño entre 10, 20 ó 40?, Jamás, no lo pienses, porque sabes que amar no es sólo saber sumar, lo que es mejor, amar será aprender, cueste lo que cueste, a pesar de penas y dolores a saber soltar, comprender, perdonar, que a fin de cuentas eso es saber multiplicar.

Fuente: Lic. Maruca Serrano de Ortega

Comparte: