Salud

EJEMPLOS DE DAÑOS CAUSADOS POR LOS FÁRMACOS

quimioterapia

PARTE 10 DEL LIBRO: Secretos de una magnífica salud

EJEMPLOS DE DAÑOS CAUSADOS POR LOS FÁRMACOS

a) POR LA ASPIRINA

El ácido acetilsalicílico, conocido popularmente como Aspirina, es prescrito frecuentemente como antiinflamatorio, analgésico, antipirético (para combatir la fiebre) y antiagregante plaquetario (para personas con riesgo de formación de trombos sanguíneos), principal-

mente individuos que ya han tenido un infarto agudo de miocardio. Científicos de la Universidad de Sídney, Australia encontraron un claro nexo entre la aspirina y la ceguera, en cuanto las personas que con mayor frecuencia ingieren la aspirina, son más susceptibles a desarrollar un tipo de ceguera. Así lo reveló un estudio publicado en la revista Jama Internal Medicine, realizado con 2.389 pacientes, que arrojó como resultado que quienes toman aspirina tienen el doble de riesgo de desarrollar “degeneración macular”. Esta enfermedad relacionada con el envejecimiento daña las células de la mácula de la retina, oscureciendo detalles en el centro de la visión de los pacientes. Se produce cuando en el ojo crecen vasos sanguíneos en zonas incorrectas, que ocasionan hinchazón y sangramiento, y dañan la retina. La visión puede deteriorarse en tan solo unos pocos días:

Ver: www.nydailynews.com/news/world/regularaspirin-increase-risk-blindness-elderly-study-article1.1245459#ixzz2InRApeSD

 

B) POR EL IBUPROFENO, EL ACETAMINOFÉN

Los expertos comprobaron también que el Ibuprofeno, el Diclofenaco, el Acetaminofén, el Tramadol y otros analgésicos intensifican los problemas estomacales y las úlceras, provocan en las mujeres un riesgo 2,4 veces mayor de sufrir de un aborto o de dar a luz a niños con malformaciones genéticas, y aumentan el riesgo de hemorragias graves e incluso mortales: www.cmaj.ca/

 

C) POR LA QUIMIOTERAPIA

En donde las células del cuerpo se dividen y se renuevan a un ritmo fijo, las cancerosas se caracterizan por su descontrolado crecimiento. Por esto se acostumbra prescribir la quimioterapia que actuando sobre el ciclo de reproducción de las células malignas, bloquea su caótica multiplicación. Pero la quimioterapia no solo inactiva o destruye las células cancerosas. Perturba así mismo las células que se dividen más rápidamente -como las del cabello, la sangre y el revestimiento del tubo digestivo- que resultan afectadas o hasta des-truidas, al sufrir los efectos no selectivos de la quimioterapia. Aplicar la quimioterapia es como arrojar una bomba en un bus lleno de pasajeros con el propósito de matar a un solo viajero, mereciéndose el nombre que le ha sido dado de “asesinato legal”.
Fuente: Antoine Lootens Impens

Comparte: