Espiritual

¡Ahora sí! Hacer familia

Depositphotos_36646273_original

LA FAMILIA: EL AMBIENTE PERFECTO PARA LA RETRASMISIÓN DE LOS VALORES.  

Sobre todas las cosas, el ser humano está hecho para amar y ser amado. El amor es el alimento que sostiene a cada persona. Cuando los niños se sienten incondicionalmente amados y aceptados por sus padres, lloran menos, se enferman poco, son más obedientes y rinden más académicamente. Por eso, cada familia formada, entre los ambientes que repercuten en la vida de los niños, es el más perfecto para la retrasmisión de los valores.

¿Qué son los valores?  

El concepto valor, en los últimos tiempos ha sido muy manipulado, pues se ha puesto muy de moda, la famosa frase de “gracias a Dios, los tiempos han cambiado”. Pasa que en material de valores, estos no pueden ser manejados a antojo de cada cual. Es decir, los valores son esas luces morales de comportamiento que buscan sobre todo dignificar al hombre y a la mujer que los descubren. Cuando descubres un valor, por ejemplo, la ética en el trabajo, algo, interiormente, se ilumina; es entonces, que el valor se asume, se interioriza, se vive, y sólo entonces se puede transmitir.

Por esto, estimado lector, si quieres que tus hijos sean hombres de fe, antes tienes que vivirla tú. Para que los niños respeten a sus mayores, es importante que vean en ti el trato que le das a tus padres; si quieres que sean personas positivas, debes mostrarte siempre alegre, etcétera.

Autora: Sheila Morataya-Fleishman

Comparte: