Familia

LA MISIÓN DE LA FAMILIA EN EL MUNDO DE HOY PARTE 1

running

¿Qué es hoy ser familia?, ¿entenderá el mundo actual cuál es el sentido y la misión de la  familia en el mundo actual?, o será que tenemos grandes problemas, y grandes confusiones en todos los aspectos. Lo primero con lo que nos encontramos, es que ya nadie siente tener una responsabilidad, a nadie le gusta ser responsable, tampoco les gusta el compromiso, los valores del hombre de hoy han ido cambiando, hoy los valores son cuestión de opinión, la verdad no es absoluta, se ha generalizado el relativismo, el permisivismo, el materialismo, el hedonismo, teorías puestas en práctica por la enorme maquinaria de la manipulación, el hombre ha dejado de pensar por si mismo, y se ha permitido ser presa fácil de un mundo consumista. Es tal la confusión, que los padres de familia no pueden distinguir entre lo que es manipular y educar. Esta confusión los va llevando al mundo del miedo en la educación, si, los padres tienen miedo a ser padres, a educar, no saben ni se atreven muchas veces a decir una palabra que para los hoy abuelos fue tan sencilla “NO”, es tal el miedo al trauma, a la frustración, o la vida resulta más sencilla y menos complicada, si veo las cosas más a la ligera, dentro de cada ser humano puede existir un educador o un manipulador.

¿Por qué se casa el hombre de hoy? Es una de las grandes preguntas que podremos hacernos aquellos que nos dedicamos a la educación. Sin embargo, esta pregunta aún se puede contestar así: Hay actualmente hombres que se casan por amor, hombres que se casan por que han decidido formar una familia, por que han conocido cual es la misión y la responsabilidad de la familia en el mundo de hoy.

“FAMILIA SE LO QUE ERES”

Esta es entonces la misión de la familia en el mundo de hoy, esa afirmación que hoy está tan confundida y tan manipulada, esta afirmación que tendrá que tener un plan para poder lograrse:

EL CUIDADO DE LAS RELACIONES EN LA FAMILIA.

Para “SER” familia necesitamos origen: varón y mujer. Los problemas y las crisis de estos dos que un día se prometieron amor, y que la vida diaria, se ha encargado de ponerles a cada uno sus obligaciones, sus diferentes roles, sus propias actividades y diversiones, unido todo al mundo actual, del que ya hemos hablado, dificultará mucho esta relación, y se buscará la salida más fácil, más rápido, si, el divorcio, o la vida de trabajo, o algún hobby, que me aleje de aquel a quien yo prometí amar por siempre.

El cuidado de los hijos, y su educación, lo que esta implica y la necesidad tan urgente de que la educación a los hijos tenga metas concretas e ideas claras, la necesidad de la aceptación y convivencia de la gran familia, así como la  de los amigos.

Cualquiera que sea la familia en donde se esté viviendo, es preciso que se sepa que existe un plan,  un proyecto de amor, que es posible aplicar en cada familia. Es necesario tener un cambio de actitud, para “aceptar”, nuestra familia, para que toda familia pueda ser: “una comunidad de vida y amor”. Esta aceptación no es pasiva. Es aceptar para mejorar, construyendo nuestra actividad en el futuro sobre todo, lo que tenemos de bueno e intentando rectificar en lo malo. El gran valor al intentar en mejorar es la Constancia.

Fuente: Maruca Serrano de Ortega

Comparte: